Dios creador o madre naturaleza

Como hijas de Dios, sabemos que Él es el creador de todo cuanto existe. En Su Palabra Dios nos deja ver claramente esto.  

En el principio Dios creó los cielos y la tierra. 
Génesis 1:1 (NBLA). 

Tal vez hayas escuchado la frase «madre naturaleza» o «madre tierra» refiriéndose a una creencia, a la personificación de la naturaleza, centrándose en los aspectos vitales de ella y dándole así la forma de «madre». Este concepto existe en muchas culturas del mundo. 

La Biblia misma nos advierte el porqué de estas creencias, ideas contrarias a lo que la Palabra de Dios nos enseña. El apóstol Pablo en su carta a los romanos, capítulo 1 del versículo 20 en adelante dice:  

Porque desde la creación del mundo, Sus atributos invisibles, Su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que ellos no tienen excusa.  

Pues aunque conocían a Dios, no lo honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 
Romanos 1:20-23 (NBLA) 

En esta misma porción en el versículo 18, Pablo nos explica que esto sucede porque los hombres llenos de impiedad e injusticia restringen la verdad y es por eso que la ira de Dios se revela desde el cielo.  

Es interesante ver como el pecado tiene ese poder sobre el ser humano, lo ciega hasta tal punto que prefiere creer una mentira o una idea fantástica antes que aceptar la verdad revelada de Dios.   

En su pecado, la humanidad encuentra irracional creer que el diseño perfecto de la creación, aunque corrompida por el pecado, funcione de una manera tan maravillosa. Que esto no sea producto del azar o de hechos fortuitos, sino más bien la obra de una mente y diseño divino. 

Pablo continúa expresando claramente que no tenemos excusa. El hecho de que estas culturas no tuvieran un conocimiento bíblico de Dios, no las exime de responsabilidad:  

Pues aunque conocían a Dios, no lo honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. 
Romanos 1:21 (NBLA) 

El Espíritu Santo revela que estas culturas conocían a Dios, pero no lo honraron. La falta de honra a Dios fue uno de los detonantes para que sus razonamientos fueran vanos y su corazón fuera entenebrecido.  

Lamentablemente estas sutiles ideas no surgieron de la noche a la mañana. No fue un proceso instantáneo, sino que todo fue dándose paulatinamente y tomando forma al punto de que una pequeña idea se convirtió en una creencia, la cual se convirtió en una práctica y finalmente en un estilo de vida. La creencia de la «madre naturaleza» no ha muerto aún. Está vigente y continúa esparciéndose a través de nuevas ideas un poco más modernas y/o actualizadas que sutilmente se van incorporando en nuestra cultura y manera de pensar.   

En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En Él estaba la vida, y la vida era la Luz de los hombres. La Luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron. 
Juan 1:1-5 (NBLA) 

Él estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de Él, y el mundo no lo conoció.  
Juan 1:10 (NBLA) 

Es por eso que nosotras debemos velar constantemente y recurrir a la verdad de Dios revelada para filtrar pensamientos, ideas, costumbres, asuntos culturales, etc. De modo que cada vez más la Biblia se convierta en la guía de nuestra vida impidiendo así influencias y maneras de pensar que sean contrarias a ella.  

Dios se esmeró en dar vida y cuidado a lo que con amor creó. Como Padre poderoso y amoroso cuida de manera fiel. ¡Por la belleza de la creación podemos conocer quién es Él y Su bondad! Dios dejo Sus huellas marcadas en todo lo creado. 

Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él. 
Colosenses 1:16 (NBLA) 

¡La creación de nuestro Dios es maravillosa, sublime, organizada y con tal diseño de complejidad que apunta a un gran Creador, alto, majestuoso y omnipotente! 

Agradezcamos siempre al Señor por toda Su creación, que nos permite apreciarlo y conocerlo de manera especial, llevándonos a adorarle y a servirle por Su grandeza y bondad. 

Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu voluntad existen y fueron creadas. 
Apocalipsis 4:11 (NBLA)

En Cristo,

Yicell

(Escrito originalmente para el ministerio LifeWay Mujeres)

Publicado por Yicell de Ortiz

Yicell es dominicana, miembro de la Iglesia Bautista Internacional, República Dominicana, es psicóloga clínica, estudió un Diplomado en Discipulado Femenino en el Instituto Integridad y Sabiduría. Está casada con Jehiel Ortiz, quien es misionero del ministerio Trans World Radio, un hombre apasionado por Dios y Su Palabra, a quien le encanta enseñar sobre la Biblia. Yicell es la coordinadora nacional del ministerio Mujeres de Esperanza en RD. En su iglesia colabora escribiendo para EZER que es el ministerio de mujeres y el programa Mujer para la Gloria de Dios de la IBI. Ella y su esposo sirven en su iglesia en el ministerio de jóvenes Adultos M-AQUÍ y a cargo de un grupo de parejas en el ministerio de parejas de su iglesia. Tienen dos hijos, Laura Isabel y Luis Eduardo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: